Yo no soy Pedro Armestre

Pedro Armestre ha sido absuelto. Es una gran noticia. Los cargos que se le imputaban, más allá de lo ridículos que podían parecer podían haber puesto en jaque a quien es uno de los mejores periodistas gráficos en activo de España. Una persona que se codea con las altas instituciones del Estado no puede ir a trabajar (al menos no si quiere hacer su trabajo eficazmente) con un historial con mácula.

Y sin tener historial delictivo, Pedro Armestre ya ha sufrido unas cuantas zancadillas. Cuando no es una detención es un veto Real, y tanto entonces como ahora el colectivo fotográfico se ha volcado casi unánimemente para ayudarle. Puede que los fotógrafos no hayan salido en masa a las calles, pero desde las redes sociales se ha visto un potente activismo contra lo que ha sido considerado por muchos como un abuso.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura y sociedad

Apple y todos los demás

La culpa de todo es de Apple, aseguró Alexander Stubb, que aunque pudiera parecerlo no es un directivo de Samsung, sino el primer ministro de Finlandia. Solo hace falta introducir un nombre en esta ecuación para que la denuncia de Stubb sea más fácil de entender. Exacto: Nokia.

Y es que, pese a que Stubb matizó poco después que aquello solo era una forma de hablar, la importancia de Nokia en la economía finlandesa es tal que su declive ha arrastrado las cuentas del país. Y para colmo la otra gran industria del país es el papel, que por lo visto tampoco ha llevado muy bien el auge del iPad.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura y sociedad

Marcas de agua

Una frase que que me dijo una vez un profesor en mi etapa de estudiante me marcó: cuando enseñes una fotografía nunca debe haber nada que llame más la atención que la propia imagen. El consejo no tenía nada que ver con una firma en una fotografía pero se puede extrapolar a múltiples casos, desde la propia presentación de la foto hasta la firma.

¡Ay, la firma! He aquí uno de los grandes dilemas para muchos fotógrafos. En los tiempos en los que la fotografía se veía en galerías y como mucho en los álbumes caseros no había ningún temor a que le robaran a uno las fotos, o al menos no como ahora. Antaño casi nada se firmaba por delante porque no había razón para hacerlo pero ahora…

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura y sociedad